lunes, 15 de julio de 2013

EL CAMÍN REAL DE ANDRUAS


Entre los numerosos caminos reales o antiguas calzadas romanas que otrora eran muy usados en Asturias, destacan los que bordean la Sierra del Aramo, pues lo mismo eran empleados por arrieros y viajeros, que por los ganaderos. Incluso alguno era para traer la nieve a las heladerías-confiterías ovetenses y otros para peregrinar de una capilla a otra, así como para ir a por pan. Entre estos destaca el de Andrúas.


Por montes y valles de Asturias quedan restos de vías romanas, que al no estar catalogadas por los responsables culturales del Principado, suelen destruirse al trazar sobre ellas pistas o carreteras. Y, lo que duró en la Naturaleza siglos, ahora por desidia o ignorancia, desaparece en unos días. Repetimos una vez más, aunque hay algún político que no le guste: aún se pueden ver restos de esas calzadas, con su empedrado original, o algo reformado; y las armaduras y contrafuertes del camino, por ejemplo en el maravilloso puerto de Andrúas, en tierras quirosanas, en la ladera occidental de la Sierra del Aramo.


¡Andrúas es aún un verdadero paraíso natural!.
Los carros (o las "rastras") tenían dificultan para ir por ese camino real, entre Pedroveya, o Peñerudes y Bermiego o Barzana de Quirós, en especial en el paso de El Bocarón, donde aún se ve la dificultad y hay un tramo bien empedrado. Este camino unía las iglesias o capillas (con milenarios tejos, o "texos") de Pedroveya y Bermiego, así como la de La Merced, situada un poco antes, entre el barrio del Llano de Bermiego y las majadas, o "mayaos" de Linares o Derrotos. Por este último lugar en Las Morteras o Pando sale una senda montaraz que une esta localidad quirosana con Peñerudes (y Oviedo) por el collado de Pandelaforca. Asimismo hay otra senda que sube a las ancestrales brañas de "corros" del Aramo, situadas al pie de la Peña La Gamonal (y del afamado L´Angliru). Pero de esa zona ya trataremos en otra ocasión.


UN BOSQUE DE ACEBOS.
En Andrúas (o Las Andruas o, también, Andrujas) se conserva, además, uno de los bosques de acebo mas extensos de la montaña asturiana. Puede ser el mayor de Asturias y también de la Cornisa Cantábrica. El bosque de acebos de Andrúas es muy afamado, pero poco apreciado por los lugareños y, menos aún por las autoridades. Curiosamente no le dan ningún valor a esta acebeda. Y tampoco a los restos empedrados del camino real.

Se puede ir ahora por esta antigua vía saliendo de la típica aldea de La Rebollada o Rebollá, cercana a Pedroveya. La subida es suave, pero larga, como suele ocurrir con las antiguas calzadas. Llegando en poco tiempo al collado de Canal Seca, donde sale una senda que sube al alto La Portilla, o de Serandi, que conduce a ese pueblo y Proaza. Desde ese collado y con el camino marcado, incluso con tramos empedrados, se sigue al Sur-Este, bordeando el Picu Portillu y Sierra Negra, donde ya se ven muchos acebos. Tras pasar el collado de El Bocarón nos damos con la esplendorosa vista del puerto de Andrúas, verde y amplio, con la Sierra del Aramo encima. ¡Una verdadera maravilla!. A estos puertos de pastoreo suben los ganaderos del sin par pueblo de Villamejín, por entre el espeso bosque de acebos, así como los de Bermiego y Les Agüeres de Quirós, o los de Villanueva de Santo Adriano.


 LA CABAÑA DE VILLANUEVA
En Andrúas hay una vieja cabaña de piedra, cuadrada y con la techumbre de "tapinos" de hierba, como si fuese un "corro" (casi "teitado"). Cerca de esta cabaña, o "cabana", llamada de Villanueva, pues era usada por los vecinos de la capital del concejo de Santo Adriano, hay restos de numerosos "corros", así como de un posible campo de dólmenes (?). En Canal Seca se encontraron restos tumulares y castros.


Cerca está la Braña de Buxana, o Cabaña de Buxán. Hay muchas leyendas de esta zona. Una vecina de Pedroveya, de nombre Olvido, amable y simpática, nos contó este dicho popular:

"En el Picu Portillu,
detrás de la Sierra Negra,
encontrarás la piel de un buey pintu,
con muchísimas monedas adentru"...


También habló de cuando iba por este camino a Bermiego a por pan y tenía que ir descalza y en la fuente de La Merced se ponía "les alpargates" (teñidas de "Blanco España") para llegar guapa. Y de cuando van de visita o peregrinación a la Virgen de La Merced, donde se celebra una gran fiesta.

Desde la Cabaña de Villanueva sigue el camino (algo perdido ya) por entre la parte alta del bosque de acebos, cruzando numerosos arroyos que descienden del Aramo, junto a verdes prados. Para llegar en algo más de dos horas (desde La Rebollada) a la nueva pista ganadera que "aplastó" el camino real. Tras cruzar una portilla descenderemos en poco tiempo hasta la capilla de La Merced y de allí, bien por la pista o por un tramo del antiguo y empedrado camino real (que sale de la ermita, a la izquierda) se llega a Bermiego en media hora aproximadamente. Allí está el afamado tejo, así como un gran roble. Desde este pueblo sigue el camino, a la izquierda de la actual carretera, para San Pedro de Arrojo y Bárzana.


VISITAS CULTURALES:
• Torrexón de Peñerudes
• Puente Romano de Villanueva
• Iglesia de San Pedro de Arrojo
• Iglesia de Santo Adriano de Tuñón


COMO LLEGAR:
Por Pedroveya y La Rebollada, a través de la carretera local que une Argame (N-630) y Peñerudes, pasando por el embalse de Los Alfilorios. O por las carreteras regionales AS-228 y AS-229, se sube a Bermiego. O por San Pedro de Arrojo a Villar. O por Las Agüeras.

 Fuente visitada. descubreasturias.com

1 comentario:

  1. Como siempre muy documentado. Tomo nota para hacer una visita.

    ResponderEliminar