sábado, 30 de julio de 2016

COLEGIATA SANTA MARÍA DE ARBÁS


Llamada también Santa María de Arbás del Puerto, es una iglesia que se encuentra situada al norte de León, en Arbás del Puerto, en la vertiente sur del puerto de Pajares, a tan solo un kilómetro del Alto de Pajares. Pertenece al Ayuntamiento de Villamanín. Esta zona se llamaba antiguamente Montes Ervaseos, voz que deriva del latín arvum con el significado de campiña. Su origen fue un hospital para los peregrinos que iban camino de Oviedo cuya fundación se atribuye al conde leonés Fruela Díaz y su esposa Estefanía Sánchez.


Desde León, ciudad por donde pasa el denominado Camino de Santiago Francés, los peregrinos subían hacia el norte para visitar San Salvador, pasando por Pola de Gordón, Arbas, Casa Tibigracias, Puente de los Fierros, Campomanes, Pola de Lena, Mieres, Olloniego, La Manjoya y Oviedo, donde se enlaza con el Camino de Santiago de la costa o Ruta del Norte. La abadía fue desamortizada en 1866. Con el paso del tiempo desapareció el hospital-albergue y sólo quedó la iglesia como parroquia del lugar. A partir de 1968 la colegiata pasó a depender de San Isidoro de León.


Elcementerio de Arbás: Situado al lado de la Colegiata se construyo en el siglo XIX, cuando dejaron de producirse enterramientos en el interior de la Iglesia.


LEYENDA DE ARBÁS DEL PUERTO-
Al franquear la puerta de acceso a la iglesia hay dos modillones en piedra, representando a un buey y a un oso. El buey y el oso de la leyenda. Los canónigos agustinianos acarreaban la piedra para construir el hospital, con la carreta celta, cantora, de eje unido a las ruedas y untado con tocino y con salgueira para que el carro cantara. Los carros cantores se oían por los valles como un encanto del paisaje. Al yugo, uncidos, tiraban del carro cantor la pareja de bueyes. El oso del puerto, el temible oso de los peregrinos, mató a uno de los bueyes, y el canónigo ermitaño Pedro le castigó a ser uncido con el otro buey, para acarrear la piedra con que se fue construyendo el hospital. Así queda el testimonio legendario esculpido en la piedra imperecedera, para solaz de los caminantes.


Esta Colegiata ha sido restaurada bajo la dirección de Menéndez Pidal, quien estaba enamorado de esta obra arquitectónica. Y allí tiene su sepulcro, porque dijo que en tal lugar deseaba ser enterrado.


Fuentes visitadas-
  es.wikipedia.
  www.saber.es

1 comentario:

  1. Me ha sorprendido que allí yazcan los restos de Menéndez Pidal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar