domingo, 9 de diciembre de 2012

AVILÉS - PASEOS Y PLAYAS


Paseos de ribera-
Por extensos arenales, como el Playón de Bayas y sus 1.800 metros de arena fina; o por el de Salinas, de 2.100 metros, dotado con un paseo marítimo urbanizado; o por el Paseo de la Ría de Avilés, que recorre tres kilómetros a la orilla del agua, comenzando desde el centro de la ciudad hasta las instalaciones de la rula, en la orilla izquierda de la ría.


En su recorrido veremos el puerto deportivo y la conocida escultura de Benjamín Menéndez, icono del concejo de Avilés. Para caminar también es recomendable el Paseo del Arañón, que comienza en el pueblo de San Juan de Nieva se extiende por la margen derecha de la ría y desemboca en la playa del mismo nombre, después de atravesar los curiosos y característicos arcos de roca de la llamada Peña del Caballo. Un poco más allá, el Faro de Avilés reserva unas estupendas vistas.

Desde el Mirador de Bayas se puede iniciar una bonita caminata por la llamada Senda Norte, diez kilómetros de trazado por el litoral marítimo, hasta alcanzar Arnao, donde termina el tramo que atraviesa la comarca.


Salinas forma, junto con la Playa de San Juan, un arenal continuo de casi tres kilómetros de longitud. Es una de las playas mejor comunicadas y concurridas del Principado, también una de las mejores zonas para la práctica del surf. Igualmente, la playa de Salinas cuenta con la prestigiosa Bandera Azul. La zona de dunas del Espartal, las más extensas de Asturias, está declarada Monumento Natural, siendo transitable mediante pasarelas de madera. La Peñona de Salinas, con su puente colgante y Museo de las Anclas Philippe Cousteau, da paso a la Playa del Cuerno, pequeña, rocosa y con fuertes corrientes, muy valorada por los amantes de la pesca deportiva y submarina.


La línea de costa continúa hacia la Playa de Arnao, resguardada y tranquila, "escoltada" por el castillete de la antigua mina de carbón, cuyas galerías se introducen por debajo del mar. Santa María del Mar también está bastante protegida, lo que la hace apta para el baño de los más pequeños. Como Bahinas, situada aproximadamente a dos kilómetros del anterior, un lugar tranquilo, poco concurrido, y con todos los servicios, incluido un camping. Al lado de la peña La Furada se encuentra la playa de Muniellos, pequeña y en forma de concha, que en marea baja permite el acceso a calas cercanas. Finalmente encontramos el arenal de mayor longitud de toda Asturias, Bayas, con sus tres kilómetros.



Fuente visitada. Revista fusionasturias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada