martes, 10 de abril de 2012

DESDE LOS LOS PICOS DE EUROPA



Desde el alto de Acebal o Los Carriles, se divisan extraordinarias panorámicas de los Picos de Europa y costa llanisca.
Los Picos de Europa, ahora importante y extenso parque nacional (el mayor de España), son un sistema montañoso de roca caliza, que está perfectamente delimitado y definido del resto de la Cordillera Cantábrica. Ese núcleo orográfico tiene una poderosa y accidentada configuración y sus aguas van todas al Norte, al Mar Cantábrico. Fueron los marinos los que, al llegar cerca de las costas de Ribadesella y Llanes, los empezaron a denominar con ese nombre... Son peñas, picos y torres desnudas, surcadas por ríos que forman grandes desfiladeros. En ellos hay numerosos "jous" y depresiones del terreno, así como dolinas, o cuencos de origen glaciar, que a veces constituyen pequeños o grandes lagos. También cuentan con amplias vegas y majadas. Así como restos de bosques de especies autóctonas, donde la fauna es numerosa, tanto en los altos riscos (rebecos, águilas y buitres), como en los profundos valles (zorros, mustélidos y jabalíes), en los espesos bosques (urogallos, corzos y venados) o en ríos y lagos (patos salvajes, garzas, truchas o salmones). Así como ganado doméstico; aunque el pastoreo y la ganadería en general está disminuyendo, por la mala política que se sigue desde aquí y desde fuera, según afirman los sufridos lugareños. ¡No se mira nada para el campo!, aseguran.

En el macizo occidental de esas montañas se ubicó durante 77 años el otrora Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, el primero de los espacios naturales españoles que, con marcada protección oficial, fue decretado por ley en 1918. Su superficie era de unas 17.000 hectáreas. Ese parque nacional fue absorbido de forma muy particular por el nuevo Parque Nacional de los Picos de Europa, creado en la primavera de 1995; y paso a tener 70.000 hectáreas. Actualmente el parque nacional depende del Ministerio de Medio Ambiente, como ocurre con los otros espacios similares españoles; y comprende tierras de Asturias, León y Cantabria, asentadas en los tres macizos de este sistema montañoso.

Los Picos de Europa siempre fueron considerados sagrados. Ya desde la época de los celtas, que veneraban a los elementos naturales y aquí tenían el "Dios Vindius". Después los romanos trazaron muchas vías de acceso. Luego Pelayo y su famosa victoria contra el ejército musulmán (gracias a la acción divina, personificada en La Santina de Covadonga) terminó por consagrarlo como el más importante símbolo religioso y cultural de Asturias.
Desde el mirador del alto Acebal se puede ver bien su cumbre más emblemática, el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes, así como la cota más elevada, la Torre de Cerredo (Torrecerreu) de 2.648 metros, que es la mayor altitud de los Picos de Europa; y también de Asturias y Cornisa Cantábrica.
Fue un acierto que, para ver estas montañas, se construyese un mirador en la Sierra Plana de San Jorge (o San Xurde) desde donde, en día despejado, se produce un bello y maravilloso placer a todo el que las contempla.



Fuente visitada.
descubreasturias.com

4 comentarios:

  1. Marisa gracias, he disfrutado muchísimo, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Marisa, precioso vídeo y excelente texto.
    Gracias por compartir.
    Muchos abrazos

    ResponderEliminar