miércoles, 24 de marzo de 2010

LOS TRASGOS


El Trasgu recibe, multitud de nombres: en algunos concejos occidentales es el "Trasno", "Cornín"y "Xuan dos Camíos", en Navia "Pisadiel", el de la mano furada. En Laviana es el
"Meque". En La Isla (Colunga) lo conocen como el "Gorretín Colorau".
En el Palacio de la Rozadiella (Cangas del Narcea, antiguamente Cangas de Tineu), los habitantes tuvieron que marchar puesto que no soportaban sus constantes travesuras y bromas.
Cargaron todas sus pertenencias en un carro y ya se disponían a marchar cuando vieron que de un par de saltos el Trasgu se les subía encima de sus enseres diciendo:
"Ya que vais tous
de casa mudada
tamién múdome you
cula miou gorra culurada."
Ni siquiera así pudieron librarse de él. En Villaxulián (Tineu) recuerdan que en el Palacio de la Rozadiella llegaron a colocar un plato con grano a la entrada puesto que era creencia que si el Trasgu se tropezaba con él al intentar entrar debería ir contando los granos uno a uno y ponerlos en su sitio por lo que emplearía toda la noche. En una casa de Vilabolle (Grandas de Salime) estaban desesperados porque el "Trasno" no paraba de jugar a los bolos en el desván de noche y les impedía dormir, acostumbraba a contar las puntuaciones de sus tiradas: "diez, veinte..." a voces. Un día la familia decidió mudarse de casa a Malneira, pero fue inútil el Trasno fue con ellos con la bolera bajo el brazo.
En San Martín de la Vega Poxa (Siero) estaba una familia deshaciendo el maíz y comentando su intención de mudarse de casa porque estaban atemorizados por los ruidos y sucesos extraños que ocurrían en la casa. Se decidieron a marchar precipitadamente cuando uno de los hijos se acordó de que habían olvidado una riestra de maíz, cuál no sería su sorpresa cuando al volver a por ella vieron al diablo con la riestra al hombro diciéndoles "Tranquilos que llévola yo".
En una casa de Puau (Gijón) decían que los diablos jugaban a los bolos en el desván y que bajaban por les "calamiyeres" (cadenas del pote) para recoger la boroña (pan de maíz) un día uno se quemó al intentar cogerla y escapó diciendo cagamentos. La gente que vivía en aquella casa no sabía cómo deshacerse de ellos hasta que el cura les aconsejó que ordenasen a los diablos traer agua en un paxu. La lista de ejemplos podría ser mayor pero como puede apreciarse en estas dos últimas historias el Trasgu ha sido sustituido por el diablo.
En Duyos (Caravia) un Trasgu acostumbraba a bajar por les calamiyeres del pote para robar las tortas que una mujer hacía, cansada de soportarlo se lo comentó a su marido que decidió calentar una piedra al rojo en lugar de la torta y disfrazarse de mujer para ver qué ocurría. De noche vio cómo el Trasgu se aproximaba y se puso a disimular como que estaba filando. El Trasgu vio al hombre disfrazado y se dio cuenta que había algo que no encajaba, así que le preguntó:
Oye, ¿ties barba o files?
Si, respondió el marido
Files, ¿y non salives?
Si.
¿Quiés que cueya la torta?
Cuéyela si quies.
Pero al cogerla se quemó por lo que desapareció rápidamente gritando "Ux, que me quemé", por donde sale el humo del llar.
ALBERTO ALVAREZ PEÑA (Mitología Asturiana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada