lunes, 5 de julio de 2010

PALACIO DE LOS CARREÑO


El palacio es una auténtica fortaleza, con anchas paredes totalmente de piedra tanto exteriores como interiores; de hecho, llegó a contar hasta el siglo XIX con una torre, que fue destruida «por un rayo», tal como rememoraron las crónicas. De la primitiva fábrica aún se conservan varios elementos arquitectónicos.
Los últimos herederos del clan familiar vendieron a unos vecinos de Tamón el palacio y éstos, recientemente, a su vez, lo hicieron a sus actuales dueños. Durante el tiempo que el complejo permaneció sin vigilancia los hurtos fueron frecuentes y acabaron desapareciendo fruto de la rapiña diversos elementos de valor como, por ejemplo, la campana de la capilla de la Virgen de la O, colindante al complejo palaciego.
Por fortuna, los de más peso sobrevivieron y, gracias a ellos, hoy se pueden contemplar ricas filigranas en madera en ventanas y puertas, así como una panera en madera de roble, un molino de piedra de mano, similar a los africanos, y un «llagar» con «duernu» de arenisca.

Tampoco falta un recipiente subterráneo que, se supone, se utilizó para la conservación y tratamiento de salazones. Destacan, igualmente, dos hornos de distinta época, uno de ellos, el más antiguo, muy deteriorado, pero toda una obra de arte que a modo de cúpula y rodeado de barro .
Quienes recorran este trayecto literario se podrán adentrar, gracias a los indicadores que salpican el camino, en el conocimiento de este vetusto palacio con antojanas empedradas, capilla en honor a la Virgen de la O y su panera separada por un camino carretero empedrado, formando todo ello un recinto edificado de 750 metros cuadrados.
De la primitiva fábrica, además de la estructura, se conservan dos puertas; la de la entrada, de medio punto, del siglo XII, y, sobre ella, el escudo heráldico con las armas de los Carreño, Alas, Quirós y Casamayor.
De la hidalga nobleza nacida en el palacio de Sebades brotaron vigorosas ramas como las de Avilés, Carriedo en Cantabria y Valdesoto en Siero. El casamiento de Álvaro Carreño con María Miranda de Quirós unió las dos casas más antiguas, nobles y poderosas del Principado de Asturias. De esta rama de los Carreño Miranda habría de nacer allá por 1614 el glorioso pintor Juan Carreño Miranda, sobrino de Andrés, el viejo discípulo de Velázquez y pintor de cámara del rey Carlos II “el Hechizado”. Aún cuando Avilés se complace en tenerle como avilesino, queda probado que es oriundo del Concejo de Carreño, de donde era su padre, abuelo, bisabuelo y tatarabuelo y todos sus antecesores remotos, pertenecientes al Estado de la Nobleza. Su nacimiento parece haber sido en la Casa Solariega familiar conocida como Palacio de los Carreño, aunque vivió en Madrid desde la edad de once años.
En la pared este destaca una puerta ojival del siglo XIII. Los caballeros de este palacio rigieron durante siglos los destinos del concejo de Carreño, al tiempo que fueron los más importantes de España en determinadas épocas del Medievo.
Los Carreño fueron amigos de reyes como Enrique II de Trastámara y leales servidores en puestos de responsabilidad de la hidalga nobleza nacida en este palacio del que «brotaron vigorosas ramas» como las de Avilés, Carriedo, en Cantabria, y Valdesoto, en Siero.

5 comentarios:

  1. Hace años que lo conozco, recuerdo pasear con mis hermanos por aquella zona, cuando hacíamos la ruta clariniana...siempre me maravilló aquél lugar y me apenaba ver su abandono. Espero que consigan recuperarlo del todo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Desde bien pequeño recuerdo la imagen de ese "palación" desde la carretera de Avilés, es uno de los ejemplos más representativos, a mi entender, de las antiguas moradas de la nobleza rural asturiana.
    ¡Cuantas historias guardaran sus salones!

    ResponderEliminar
  3. Comprendo que es mucho el dinero que se necesita para poder mantenerlo,pero también es una pena,después de tanta historia guardada entre sus piedras.Acabará siendo un hotel.

    ResponderEliminar
  4. Palacios... A ver si encuentras algo sobre el palacio de los González del Valle en la zona de Santa María del Mar,... en Arancés exactamente, cerca de Piedras Blancas, en el Concejo de Castrillón. :)

    ResponderEliminar
  5. historia de los carreños ....... me gustaria tanto leer .......

    cristina

    ResponderEliminar