domingo, 5 de septiembre de 2010

PRIMERAS EXPLOTACIONES MINERAS-LAVIANA-



















“A mediados del siglo XIX comienza en toda Asturias una intensa actividad minera, centrada principalmente en el carbón, pero sin olvidar otros minerales. En Laviana, los estudios mineros hallaron hierro en El Condado, Lorío, La Pola, Tiraña y Carrio; cobre en Tiraña, Lorío, El Condado y Villoria; y carbón, en la Pola, Tiraña, Entralgo, Lorío, Villoria, Tolivia y Carrio. Salvo algunas explotaciones menores de cobre en Villoria y El Condado- que llegó a tener sendas fundiciones de cobre, hoy desaparecidas-, la actividad minera del concejo se centró en el carbón.

La primera explotación abierta en Laviana fue la del llamado Coto Musel, que perteneció a don José Martínez Rivas, de Bilbao, y que comenzó los estudios de explotación hacia 1890, dirigidos por el ingeniero Juan Gandolfi. Eladio García Jove describe así las primeras instalaciones, en 1896 ya en pleno funcionamiento:

“El foco de explotación se halla en el Meruxalín, en cuyo punto, después de varios planos inclinados, desde los pisos de las diversas bocas de minas, empieza la vía férrea, por donde circulan dos locomotoras de siete toneladas cada una, y cuya vía mide una longitud de tres y medio kilómetros, divididos en dos trozos: uno que cruza la montaña de Carrio, y otro la Vega de Laviana, enlazados por un plano inclinado de más de 500 metros, en el alto del cual una sencilla máquina movida por el vapor, pone en marcha los vagones en su ascensión y descenso, atravesando después el río Nalón por un magnífico puente metálico de 35 metros de luz”.

Este puente metálico que aquí se describe es, lógicamente, el puente de “El Sutu”, que comenzó a construirse a finales de octubre de 1891 con materiales procedentes de la fábrica de Mieres y que se terminó apenas un mes más tarde.
Después de esta mina de Coto Musel, vendrían otras en Villoria, Tolivia, Tiraña, Carrio... Prácticamente, todo el concejo fue “denunciado” entonces como explotación minera y “agujereado” en su búsqueda. Esta fiebre del carbón alcanzó su cota máxima en 1914, en los inicios de la primera guerra mundial, cuando los países europeos, con sus explotaciones paralizadas por la guerra, necesitaban carbón asturiano para mantener sus industrias. Por lo que respecta a Laviana, digamos que la segunda explotación en importancia, Carrio, comenzó también en los años 90 del pasado siglo: en 1898 se tendió el cable desde Sierramplún al Argayón, en Barredos. Y en 1905 los Felgueroso se hacían con la concesión de Barredos, hasta entonces en poder de la Sociedad Santa Ana. El miércoles de ceniza de 1906 comenzaba la explotación del Pozu Barredos....

...A partir de entonces, la actividad minera del concejo, con una leve recuperación en los años 40/50, comienza a decrecer, hasta la actualidad, en que se encuentran cerradas prácticamente todas las explotaciones primitivas y, aparte el Pozo Carrio, de la empresa estatal HUNOSA, el resto carece de interés

(Monsacro.net: Minas en Laviana.)

2 comentarios:

  1. Es la historia de aquel cambio de proporciones gigantescas que tan bien retrató D. Armando Palacio Valdés en "La Aldea Perdida".
    Buena semana... y a calentar motores para ese Cristo...

    ResponderEliminar
  2. El domingo el Cristo y al siguiente, los Remedios en Guimarán. Con esto ya se da el cierre al verano… Saludos.

    ResponderEliminar