domingo, 13 de marzo de 2011

EL FERROCARRÍL DE CARREÑO

Orígenes:
La sociedad Minas de Hierro y Ferrocarril del Carreño, apareció en la escena empresarial como una de las muchas amparadas por el poderoso holding del Crédito Industrial Gijonés a principios del siglo XX. Esta sociedad construyó un ferrocarril de vía métrica de poco más de 6 kilómetros de longitud, desde Candás (donde convergerían ramales procedentes de las minas de Regueral, Piedeloro y Coyanca), hasta Aboño, punto de enlace con el resto de ferrocarriles asturianos y con las vías de acceso al puerto de El Musel. Desde Candás a Aboño circularon trenes de carbón desde 1905, autorizándose el servicio de viajeros en 1910 y completándose la red inicial en 1917 con la unificación del servicio de Carreño con el de las vías del Sindicato del Puerto del Musel, equivalete a lo que luego fueron las Juntas de Obras o las actuales Autoridades Portuarias. De esta manera, pudieron circular trenes de carbón directos entre Candás y el Puerto.

De línea minera a suburbana:
Entre 1915 y 1917, ante la baja productividad de las instalaciones en manos de los concesionarios iniciales, el ferrocarril fue pasando al control del marqués de Urquijo, rebautizándose como Ferrocarril de Carreño, S.A. y reconvirtiéndose radicalmente el modelo de explotación, de tren minero de vapor con un servicio adicional de viajeros, a ferrocarril interurbano, electrificado a 600 voltios en corriente continua, donde el transporte de mineral sería de carácter más testimonial. Se solicitó al Estado la prolongación hacia el oeste, desde Regueral hasta Avilés, para establecer un servicio frecuente de cercanías de Gijón a Avilés, y dicho servicio fue inaugurado el 3 de agosto de 1922, de manera cuanto menos alegal, puesto que la concesión para dicha ampliación de la red no fue obtenida hasta el 27 de febrero de 1923. Se Puede decir que esta fue la primera apuesta generalizada de una compañía ferroviaria española por la tracción eléctrica.
El 12 de agosto de 1968 los trenes del FC de Carreño y del estatal de Ferrol a Gijón pasaron a usar la misma estación gijonesa del FC de Langreo.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Este ferrocarril ha pasado por diversas etapas en las que ha variado completamente el material móvil. Así en su origen minero prestaron servicio por sus líneas tres locomotoras a vapor, que fueron sustituidas con la electrificación por diversos automotores variopintos de tipo tranviario. Posteriormente y a través de las ayudas del Estado recibiría varios tipos de automotores térmicos e incluso una locomotora diesel.

Durante la etapa que corresponde a su electrificación se construyeron dos locomotoras eléctricas en los talleres de la compañía, en Candás. Casi no existen documentos gráficos ni datos sobre las mismas, pero se sabe que fueron numeradas como nº 1 y 2, que eran de dos ejes y que disponían de una sola cabina.
Si bien algunas fuentes afirman que se construyeron sobre sendos trucks procedentes de los tranvías de Valladolid adquiridos de segunda mano, el Museo del Ferrocarril de Asturias dispone de documentación que avala su construcción a partir de los primitivos automotores tranviarios Brill/Tomson & Houston/Cardé y Escoriaza de nueva construcción del tipo que iniciaron la explotación eléctrica del FC del Carreño en 1920. Ambas construcciones se realizaron hacia 1922 , i tan solo el vehículo nº 1 estaba aún dado de alta cuando el ferrocarril pasó a ser explotado por FEVE, en 1974.


6 comentarios:

  1. Era toda una aventura pasar por el tranqueru en los Belgas. A veces los pasajeros tendían a irse al otro lado del vagón intentando hacer de contrapeso y evitando ver los acantilados.

    ResponderEliminar
  2. Viajé muchas veces en el de chiquilla, incluso en las jardineras tan abiertas. Nunca me gustó mirar hacia el lado de la mar

    ResponderEliminar
  3. Era un espectáculo el tren de Carreño. Yo tengo buenos recuerdos de él. ¿Funciona todavía? Yo creo que hice un viaje en él no hace tantos años.

    ResponderEliminar
  4. Cuantos recuerdos. Cuando íbamos a Avilés, pedíamos ventanilla de foca, para ver la famosa foca que habito la ría. Que viejo soy. También tiene un Oscar por salir en la película "Volver a empezar"
    Muchas gracias Marisa, me ha traído muchos y bonitos recuerdos además de ser un magnifico informe.

    ResponderEliminar
  5. Ufffff ,recuerdo de ir con alguna de mis novias.
    Jo que tiempos,Gracias por recordarme aquellos boitos años.
    Saludos Vecian.

    ResponderEliminar
  6. Soy un antiguo trabajador del carreño trabaje desde1957 asta 1965 en el taller de candas.
    Fue una epoca muy guapa

    ResponderEliminar