jueves, 4 de noviembre de 2010

EL CARRO CHILLÓN DEL PAÍS

Junto con el arado es el instrumento más elaborado que utilizó el hombre para trabajar la tierra. Construidos en madera de castaño, carbayo y generalmente fresno en el eje de las ruedas.
Sus componentes presentan distintos nombres según la zona pero consideramos la cabezuaya (cazuaya, timón) con dos varas que se juntan por delante, donde tiene 2 furacos (agujeros) que sirven para encajar la chaviya (travesaño de madera que junta las varas al xugo, se coloca en uno u otro según sean los bueis o vacas) y otro que sirve para encajar el tentemozo para apoyar las varas y que no se llenen de cuchu, en la raíz de las varas se encaja la forcada; leto o piso que lateralmente lleva los laterales (ladrales, lladrales, adrales o tablas laterales para la carga del carro) según la utilidad que se le daba, de esquirpia (con entramado de varas) y estadoñeiras (estaduñeiros, estadoños, estandorios); en la pare de abajo están el eixe y las rodas que eran de radios con llantas de hierro o bandón. La fricción del eje produce un ruido típico llamado “canto del carro”.
A los bois o vacas había que acostumbrarlos (avezalos) para que tirasen de los dos lados igual.
Existen diferentes variedades, incluso en una misma zona, de una o dos varas, con esquirpia o sin ella...
El carro tradicional en Asturias ha sido el carro chillón, auténtico carro del País. Al girar unitariamente eje y ruedas, se produce un intenso rozamiento entre eje y verdugo, que es la pieza de madera que separa al eje de la cama, sobre la que se situaba la carga
El chirrido, del que toma este carro la denominación de chillón, y que podría ser aliviado mediante algún lubricante, como la grasa o el jabón, permitía a los carreteros tomar precauciones cuando, en los angostos caminos que transitaban, se anunciaba la presencia de otro carro.
El carro del país fue desplazado por otro de procedencia foránea, que presentaba ruedas radiadas de madera con llantas de hierro y que, en consecuencia, se conoce como carro de radios (de volquete) o carro moderno que también se adaptó a las caballerías. Posteriormente se le colocaron llantas de goma.
Las ruedas giran con independencia del eje, lo que reduce el rozamiento y el esfuerzo de los animales que tiran del carro. Era más ligero, con mayor capacidad de carga y, sobre todo, poseía una mayor facilidad para las maniobras requerida por una actividad agraria cada vez más intensiva.
En sitios pendientes, como en el monte, se hacía un agujero (furaco) para colocar la rueda de arriba y así poder cargar en llano, a media carga se colocaba un palo transversal (la palanca) que si había peligro de que diese la vuelta (volcase, entornase) se sacaba y se colgaban para hacer contrapeso. La hierba, rozo (ganza) se acercaba al carro con rastras de ramas o mantas (enxeo).
Atixo o Rexo:
Cordel para sujetar la carga, siempre iba colgado de alguna parte del carro, pero también se utilizaba para otros menesteres.
Guiadas, guiyadas
Varas finas generalmente de avellano, en su punta más fina se le colocaba un pincho metálico para afalar los bueyes.

El XUGO. YUGO

Instrumento de madera que se fija a la cabeza o a la cruz de las mulas o bueyes y al que se sujeta el pértigo del carro, timón del arado,etc. Se hacían de madera de haya, de nogal o de fresno. Para xoncer los bueyes o pareja de vacas, y donde se apoyaba el apero para el tiro.
Solía ser de una sola pieza de madera formando dos semicircunferencias a los lados que encajaban sobre la cabeza del animal protegida por las muyidas, especie de almohadillas y cubiertas con flecos (piel) para espantar las moscas; se sujeta a la cabeza del animal con una especie de cuerdas de piel, llamadas cornales; o bien sobre la nuca, por detrás de los cuernos En el medio encaja la dopla, o dropa o dobla, que es la que se ata a la cazuaya o timón para asobiar o unir las vacas al carro después de xoncerlas (axugarlas o emparejarlas), también se podía unir con el sobeo que es una especie de correa de cuero. Por la parte anterior se afincaba la chaviya (caraviya, calavija) para enganchar el carro al xugo.
Si hacía falta más tiro se ponía una segunda pareja delante, abordelar o agabitar, unida a la primera con el cambón y una cadena o gabita.
Puede ser doble para las xuntas o individual. También puede ser articulado para cuando los animales son de diferente alzada.

MUYIDAS

Almohadillas para apoyar el xugo en la cabeza del animal, sujetándola con las cornales hechos con cuero.

El CAMBÓN o GABITA

Para unir el apero a la pareja de bueyes o ayudar a otra pareja en una zona muy inclinada o dificultusa. Era de madera con agujero en un extremo para poner la chavilla y sujetarla al xugo con un cordel y por otro extremo cadena para unirla al apero de trabajo.

/asturias.grao.net

4 comentarios:

  1. Un vecino del pueblo, ya fallecido, recordaba muchas veces el cantar de aquellos carros del país que tantas veces contemplara por los caminos.
    Ahora los carros desaparecieron o están arrinconados en un tendejón, los caminos están desiertos o transitados tan solo esporadicamente por un todo terreno o un "quad". La vida pierde su romanticismo a pasos de gigante.

    ResponderEliminar
  2. No creo que tú los llegaras a conocer, pero el chirriar de los carros es para mí la mejor música…
    Recuerdo de cría que me llevaron a la hierba y regresar del monte en el carro. ¡¡Puuf… menuda emoción!! Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola. felicitaros por este blog, me encantan las herramientas antiguas, de echo estoy haciendo un blog del campo, de todas las herramientas que conoci cuando fui niño, os dejo el enlace:http://elcampoasturianu.blogspot.com/
    saludos

    ResponderEliminar
  4. chillón? ya te vale!!! RINCHÓN!!!

    ResponderEliminar